Publlicado por el 4 oct, 2013 en Blog | 0 comentarios

Geoffrey G. O'BrienGeoffrey G. O’Brien / “Lógica de la confesión”

¿Qué decir de Geoffrey G. O’Brien que se haya dicho ya? Que la G de Gordon viene a distinguirlo del también poeta y editor Geoffrey O’Brien; que a pesar de tener perfil bajo y considerar que “la poesía es el discurso público que más quiero ofrecer”, un bastonazo policial le quebró una costilla durante una protesta del movimiento Occupy en la universidad de Berkeley, cuando toreó a un oficial: “si le vas a pegar a alguien, pegale a un profesor”; que da clases de literatura tanto en Berkeley como en la cárcel de San Quintín; que antes estuvo en el Brooklyn College, donde Ben Lerner enseña escritura creativa; que, según el curioso elogio de una reseña de su primer libro —The Guns and Flags Project, de 2002—, la suya “es una poesía que reclama atención paciente y ofrece a cambio toda la abundancia del vacío”; que está al salir su cuarto libro, People on Sunday; que nació en el ‘69, si bien la ancha y generosa red desconoce dónde.

Traducción | Guido Herzovich

Todas las fotos se sacan por desazón

Son de donde van los sentidos dormidos

Son todas naturalezas muertas de los sentidos

Son al menos de fe perdida en los sentidos

Ya he visto por tanto toda foto posible

No son como mi experiencia

Las veo como si todas fueran la misma

Todas las fotos son la desazón de los sentidos

Sustraídas a la experiencia

Las veo por tanto similares

Y prefiero unas a las otras

Unas naturalezas muertas a otras naturalezas muertas

Me gustan las que son de fruta perfecta

La sangre en el suelo, el sí

Me encanta esta fruta amontonada en las fotos

No son tan toscas como mis sentidos

Donde pasan las uvas pero las naranjas ocurren

La diferencia y la injusticia inevitables

En las fotos que ellos amontonan

La fruta y los tanques y la sonrisa

Que amontonan para el amo al que sirven

La ciruela y la estrella y la ola

Todas las fotos son como un sí para el amo

Un sí imposible de decir

El amo invisible en la foto

Sigo prefiriendo no ver a este amo

Por eso me encantan las fotos, o “fotografías”

Especialmente las que son de fruta

La fruta que ha sido arrancada

A esa vida de la que soy una amante

Original / acá

Idea y coordinación: Guido Herzovich